La Universidad y los colegios oficiales convocan la primera Olimpiada de Informática en el Principado de Asturias

LNE 27 Febrero 2012

Resolución de problemas, creatividad, capacidad analítica y trabajo en equipo. Si bien estas características son necesarias en casi cualquier trabajo, cobran especial importancia en el terreno de la informática, y que serán fundamentales para cualquier alumno o grupo de alumnos que quiera conseguir la victoria en la I Olimpiada Informática de Asturias, un concurso destinado a los centros de enseñanza media y organizado por los Colegios de Ingenieros e Ingenieros Técnicos en Informática, así como la Escuela de Ingeniería Informática y la Politécnica de Ingeniería, pertenecientes a la Universidad de Oviedo.

Olimpida-Ingenieria-Informatica-2012-LNE


Las bases de la Olimpiada -a la que se pueden presentar los institutos de Enseñanza Secundaria, bachillerato y Formación Profesional- establecen tres modalidades para participar en las mismas: la equipos de entre dos y 4 alumnos, la destinada a participantes a título individual y la liga Robocode, una competición de software robótico programado por alumnos a título individual o con un máximo de tres integrantes en equipo.

El objetivo del concurso: acercar esta disciplina a una sociedad expuesta a los ordenadores donde, al mismo tiempo, la informática es “una gran desconocida”, según explica el director de la Escuela de Ingeniería Informática de Oviedo, José Emilio Labra Gayo.

Este desconocimiento tiene un origen: la escasa formación en informática existente en el sistema de enseñanza de nuestro país y la ausencia de una oferta formativa adecuada en las enseñanzas medias. Hilario López García, director de la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón, comenta que esta carencia se suple actualmente “con capítulos en las asignaturas de tecnología y el esfuerzo, nada despreciable, de muchos profesores que les introducen en esa tecnologías con su esfuerzo personal y muchas veces voluntario”. De ahí la utilidad de estas Olimpiadas que, según explica Ángel Retamar, decano del Colegio Oficial de Ingenieros en Informática del Principado de Asturias, “enseñarán a los chavales por dónde van a ir los tiros” si deciden estudiar Informática.

¿Cómo es posible que una sociedad dependiente de los ordenadores no vaya a la par en la formación sobre los mismos? El decano del Colegio de Ingenieros Técnicos en Informática, Óscar Luis Castro Pérez, pone el acento en quienes están ahora mismo en los centros educativos ya que “no han mamado esto, no saben la importancia real que tiene la informática”. Además, según los decanos, influyen otros factores como la burocracia requerida para que una disciplina llegue a las aulas y la juventud de estas carreras, que todavía no han producido la suficiente cantidad de docentes.

La informática a nivel universitario tuvo su terremoto particular con la llegada del Plan Bolonia. Según comentan Labra y Retamar, el Gobierno solo aplicó los grados generales a aquellas ingenierías que tenían atribuciones: una forma de restricción para que ciertas áreas profesionales las puedan ejercer únicamente los titulados en las mismas. Afortunadamente, la balanza ha comenzado a equilibrarse a favor de la especialidad gracias a las fichas, especificaciones que, una vez publicadas en el BOE, aportaron más estabilidad a la enseñanza de informática a nivel universitario. Hilario López recuerda, además, que “los grados en informática que se imparten en la Universidad de Oviedo son títulos nacionales homologados por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación”.

Otro de los desafíos en el campo de los estudios sobre la informática es el denominado intrusismo profesional, un concepto que en las nuevas disciplinas peca, a veces, de impreciso. “Para empezar, habría que acotar la definición de intruso, señala Retamar: “Un intruso es el que no es profesional de la informática”, matiza.

“!¿Quién es profesional de la Informática? “La ley dice que los ingenieros informáticos y técnicos”; una definición muy estricta para una carrera relativamente joven y un mercado cuya demanda supera al número de titulados que están saliendo de las universidades.

Obstáculos aparte, ¿recomiendan los decanos de los colegios profesionales el estudio de la Ingeniería Informática para quienes tengan dicha vocación? El sí es unánime. “Lo demás es marear la perdiz”, señala Retamar. Cada vez hay más empresas que lo solicitan. Para los directores y decanos, una sociedad con dominio de la informática será una sociedad más competitiva. ¿La edad recomendada para comenzar el aprendizaje? “Cuanto antes“, señalan los cuatro.

Fuente: http://www.lavozdeasturias.es/suplementos/as-7/Pruebas-ingenio_0_653334755.html

Esta entrada fue publicada en Edición 2012, Ediciones anteriores y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

AlphaOmega Captcha Classica  –  Enter Security Code